logoconsulta

Llega el invierno, descienden los termómetros e inevitablemente se instalan en nuestros hogares las enfermedades más frecuentes asociadas al invierno, resfriados, gripes u otros problemas como la sinusitis, protagonista de este artículo.

¿QUÉ ES LA SINUSITIS?

La sinusitis es la inflamación de la mucosa que recubre los senos paranasales. Su origen es casi siempre un foco inflamatorio en la nariz por lo que se denomina habitualmente como rinosinusitis. La sinusitis puede ser aguda cuando el tiempo de evolución es menor de tres semanas; subaguda, cuando los síntomas persisten entre tres semanas y tres meses; y crónica, cuando la duración de la enfermedad es mayor de tres meses.

¿CUÁLES SON SUS CAUSAS?

Las causas de la sinusitis en niños pueden ser:Las causas de la sinusitis en niños pueden ser:

1. Los pequeños vellos de los senos paranasales, llamados cilios, no consiguen sacar el moco de la forma apropiada.

2. Los resfriados o las alergias pueden provocar la producción de demasiado moco o bloquear la apertura de los senos.

3. Desviación del tabique nasal u otros defectos que afecten al tabique.

Además, existen factores que sin ser causas directa, influyen en su aparición:

1. Cambios bruscos en la presión (por ejemplo, vuelos).

2. Exposición al humo del tabaco.

3. Sistema inmunitario débil.

4. Rinitis alérgica.

5. Fibrosis quística.

6. Adenoides grande.

7. Otras enfermedades que impiden que los cilios cumplan su función.

¿CUÁLES SON SUS SÍNTOMAS?

1. Dolor facial.
2. Rinorrea (mucosidad nasal)
3. Goteo postnasal
4. Mal aliento.
5. Tos que empeora por la noche.
6. Fatiga y sensación de malestar general.
7. Fiebre alta.
8. Dolor de cabeza.
9. Dolor parecido a la presión detrás de los ojos.
10. Disminución del sentido del olfato.

¿CUÁNDO CONSULTAR AL PEDIATRA?

Lo aconsejable es que si detectas en tu hijo síntomas de sinusitis lo lleves cuanto antes al pediatra para que efectúe el diagnóstico preciso y el consiguiente tratamiento. El diagnóstico médico de la sinusitis es clave para tratar esta afección respiratoria y asegurar la recuperación del pequeño; y el pediatra lo hará a través de un estudio de los síntomas y un examen físico del niño.

¿CÓMO SE TRATA?

Aunque en la mayoría de los casos, la sinusitis aguda suele desaparecer por sí sola, en algunas ocasiones es necesario el tratamiento con antibióticos. Asimismo, es probable que para reducir las molestias causadas por la sinusitis, la inflamación y la fiebre, el pediatra prescriba algún tipo de medicamento analgésico y antiinflamatorio.

Por otro lado, el autocuidado también puede ayudar a reducir los síntomas de esta patología:

· Aplicar al niño paños húmedos y calientes en la cara diversas veces al día.
· Hacer que beba mucho líquido para diluir los mocos.
· Inhalar vapor de 2 a 4 veces al día.
· Utilizar un humidificador para reducir la sequedad ambiental.
· Lavado nasal con un rinocornio.
· Usar descongestionantes nasales, pero no más de 3-5 días.

¿CÓMO SE PUEDE PREVENIR?

· Beber bastante líquido.
· Tomar medidas para evitar resfriados y gripe.
· Evitar el humo del tabaco o sustancias contaminantes.
· Reforzar el sistema inmune del niño.
· Reducir el estrés.
· Actuar rápido contra las alergias.
· Utilizar un humidificador.

(Visited 73 times, 3 visits today)
0 283

Deja un comentario