logoconsulta

Protección ocular en verano. ¡¡¡Especial cuidado en niños y adolescentes!!!

En verano, el exceso de luminosidad, los ambientes secos, el cloro en las piscinas, la temperatura elevada, las gafas de sol no homologadas o la práctica de deportes al aire libre son algunos de los factores que hacen que los ojos se hallen más expuestos a lesiones o infecciones oculares. Y, por supuesto, los niños son particularmente vulnerables, por lo que hay que prestarles una especial atención para prevenir infecciones, irritaciones o alergias.

Entre las infecciones oculares más comunes suelen encontrarse la conjuntivitis y la queratoconjuntivitis. Asimismo son frecuentes los casos de irritaciones conjuntivales debido a una excesiva cloración del agua.

Consejos generales para evitar problemas oculares durante el verano:

· Protección solar adecuada mediante gafas de sol homologadas para evitar la radiación ultravioleta (que es la dañina), así como para disminuir la luminosidad del sol.

· Uso de gafas de buceo para protegerse frente a los irritantes (cloro) de las piscinas y sal (mar) con el uso de gafas para buceo.

· Evitar las lentillas con los baños en la piscina y en el mar.

· Utilizar lágrimas artificiales en ambientes muy secos por los aires acondicionados.

· Para disminuir los efectos de los alérgenos se recomienda evitar en lo posible los agentes irritantes (polvo, polen, cloro de las piscinas).

· Aspirar frecuentemente las superficies de la casa.

· Utilizar gafas para montar en bicicleta.

· Disponer de filtros específicos para polen en los aparatos de aire acondicionado.

· No tocar o frotarse los ojos.

· Lavarse las manos con frecuencia.

(Visited 16 times, 1 visits today)
2 369

Deja un comentario