logoconsulta

El síntoma más claro de un niño con otitis es el dolor. Si el niño es pequeño y no habla se mostrará inquieto e irritable y se llevará la mano al oído aunque sin apretarse debido al dolor. Si el niño sabe hablar se quejará de tener el oído como si estuviera tapado y con ardor y tendrá alguna pequeña dificultad para oír debido a la obstrucción de la trompa de Eustaquio. Otros síntomas pueden ser fiebre y/o vómitos y pérdida del apetito.

En el caso de perforación de tímpano, el síntoma claro es un líquido espeso que sale del interior del oído.

La otitis a veces no da muchos síntomas y el médico puede diagnosticarlo a través de una simple observación del oído medio.

OPCIONES DE TRATAMIENTO

1. En la actualidad existe un consenso por gran parte de la comunidad médica en tratar sólo con analgésicos (ibuprofeno, paracetamol) y observar la evolución durante los 2-3 días posteriores.

2. Si el estado general del niño está afectado, la otitis lleva ya más de tres días de evolución sin observarse ninguna mejora, o bien si se trata de una otitis media aguda bilateral o supurada, el médico puede decidir tratar con antibióticos desde el momento del diagnóstico.

El 80% de las otitis se resuelven sin necesidad de administrar antibióticos.

¿QUÉ DEBE HACER EN CASA?

Según la Asociación Española de PediatríaSegún la Asociación Española de Pediatría

· Si le han mandado un antibiótico, es importante que siga las instrucciones en relación con la dosis, los intervalos entre las mismas y el número total de días.
· No eche nada en el oído para calmar el dolor. Utilice ibuprofeno o paracetamol por vía oral de forma reglada, cada 6 u 8 horas, sin esperar a que el dolor reaparezca.

· Si el oído ha supurado conviene que no le entre agua. Se debe bañar con cuidado, sin mojar la cabeza.

· Haga lavados nasales frecuentes con suero fisiológico para facilitar la aireación del oído medio.

· Es normal que su hijo esté inapetente. No le fuerce a comer.

· Si el niño continúa con fiebre o dolor de oído después de 48 horas es conveniente que sea revisado de nuevo por su pediatra. También, si no consigue que tome el antibiótico, a pesar de haberlo intentado varias veces, o lo vomita.

El 80% de las otitis se resuelven sin necesidad de administrar antibióticos.

Por último, no está demás recordar la importancia de la prevención en la otitis. Para ello ver OTITIS EN LOS MÁS PEQUEÑOS (I)

Fuentes
• Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria. (AEPap).
• Asociación Española de Pediatría (AEPED).

(Visited 44 times, 1 visits today)
0 363

Deja un comentario