logoconsulta

En pleno otoño y con el curso escolar en marcha suelen aumentar considerablemente los casos de otitis entre los más pequeños de la casa. Las bajas temperaturas y los resfriados son las principales causas de la otitis media aguda (OMA). Se da con más frecuencia durante el periodo escolar debido al mayor riesgo de contagio de las infecciones respiratorias virales en el colegio y durante los meses de invierno debido a que la gripe está más activa.

¿A quién afecta la otitis media?

La otitis media aguda es la infección aguda del oído medio, que está situado inmediatamente por detrás del tímpano. Según la Asociación Española de Pediatría (AEP), se calcula que a la edad de cinco años, más del 90% de los niños habrá sufrido un episodio de otitis media aguda y el 30% desarrollará seis o más recurrencias hasta los 7 años. A partir de esa edad, la incidencia disminuye de manera significativa. La otitis media es más frecuente en bebés y niños, porque sus trompas de Eustaquio se obstruyen con mayor facilidad, al ser más cortas, estrechas y horizontales que las de los adultos.

Es una de las infecciones más frecuentes en la infancia. La prevención vuelve a ser en este caso la mejor aliada para evitar o minimizar este problema tan común.

8 RECOMENDACIONES PARA PREVENIR

1. La lactancia materna en los primeros meses de vida se ha asociado con menos episodios de otitis media. Una alimentación variada y equilibrada también contribuye a la salud de los más pequeños.

2. Evitar los ambientes de tabaquismo, ya que el humo de tabaco condiciona todos los procesos inflamatorios del aparato respiratorio y se ha asociado con las condiciones crónicas.

3. Retirar el chupete en los niños de más edad, ya que el movimiento de succión genera presión sobre el oído.

4. Expulsar los mocos. En cuanto el niño pueda, es imprescindible enseñarle a sonarse  los mocos hacia abajo para que los expulse, en lugar de sorberlos hacia arriba.  Así, estaremos evitando que los mocos pasen al oído.

5. Higiene. Lavar con frecuencia las manos y los juguetes de tu hijo.

6. Evitar el uso de bastoncillos para limpiar los oídos, empujan la infección hacia el interior del oído.

7. Si el niño toma biberón, evitar que lo tome tumbado.

8. Cumplir el calendario de vacunaciones. La vacunación frente al neumococo puede evitar las otitis causadas por este germen, la segunda causa de otitis bacteriana en la infancia.

Fuentes
• Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria. (AEPap).
• Asociación Española de Pediatría (AEPED).

(Visited 34 times, 1 visits today)
0 316

Deja un comentario