logoconsulta

La enfermedad de manos, pies y boca es común en bebés y niños pequeños. Por lo general causa con fiebre, llagas dolorosas en la boca y sarpullido en las manos y los pies. Esta enfermedad normalmente es leve y el tiempo de recuperación oscila entre 7 y 10 días.

La enfermedad de manos, pies y boca (HFMD, por sus siglas en inglés) es una enfermedad contagiosa que es causada por diferentes virus. Es común en los bebés y niños menores de 5 años porque todavía no tienen inmunidad (protección) contra los virus que causan la enfermedad. Sin embargo, los niños mayores y los adultos también pueden contraerla.

¿CUÁLES SON LOS SINTOMAS?

· Pérdida del apetito
· Pérdida del apetito
· Dolor de garganta
· Sensación de malestar
· Llagas dolorosas en la boca, que normalmente comienzan como puntitos rojos planos.
· Un sarpullido de puntitos rojos planos que pueden convertirse en ampollas en la palma de las manos y la planta de los pies y, a veces, en las rodillas, los codos, las nalgas o el área genital.

Estos síntomas generalmente aparecen por etapas, no todos juntos. Además, no todas las personas tendrán todos estos síntomas.

¿CÓMO SE CONTAGIA LA ENFERMEDAD?

Se transmite con facilidad de persona a persona a través del contacto directo por vía fecal-oral (heces) y aérea (secreciones de nariz, boca o gotitas que se lanzan al toser). El virus permanece en las heces sobre todo o en las vías respiratorias varias semanas después de padecer la enfermedad. También puede sobrevivir mucho tiempo en los objetos (pañuelos, mesas, sábanas, toallas, etc.), facilitando su transmisión.

El periodo de incubación dura entre 3 y 6 días y, una vez declarada la enfermedad, es mucho más contagiosa en su primera semana de aparición. No hay una vacuna que proteja contra la enfermedad de manos, pies y boca. No obstante, para evitar el contagio los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades y la Organización Mundial de la Salud recomiendan:

· Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón durante 20 segundos, especialmente después de cambiar pañales.
· Ayudar a los niños a lavarse las manos correctamente.
· Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca si no se ha lavado las manos.
· Evitar el contacto cercano, como dar besos y abrazos, o compartir vasos o cubiertos con las personas que tengan esta enfermedad.
· Desinfectar las superficies y los objetos que se tocan con frecuencia, como los juguetes y las manillas de las puertas.
· Cambiar y lavar con frecuencia las ropas comunes y ropas de cama, por ser una fuente de infección especialmente si hay secreción de lesiones cutáneas.

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO INDICADO?

El tratamiento de esta enfermedad es meramente sintomático, por lo que, una vez diagnosticada, el pediatra determinará el uso de Analgésicos-antitérmicos (paracetamol o ibuprofeno) para controlar la fiebre, el malestar general asociado a la enfermedad o el dolor producido por las lesiones cutáneas o dentro de la boca.

En cuanto a las lesiones bucales dolorosas hay que evitar la ingestión de ácidos (naranja, otros cítricos, tomate…) y beber líquidos moderadamente fríos por su efecto calmante del dolor.o todas las personas tendrán todos estos síntomas.

EN RESUMEN,
LA ENFERMEDAD
DE MANOS, PIES
Y BOCA…

• Por lo general causa fiebre, llagas dolorosas en la boca y sarpullido en las manos y los pies.
• Es una enfermedad contagiosa.
• Su pico de máxima incidencia ocurre en primavera, verano y a principios de otoño.
• Afecta principalmente a los bebés y a los niños menores de 5 años, pero pueden contraerla personas de cualquier edad.
• Su tratamiento es meramente sintomático.
• Se transmite por pequeñas gotas de saliva o al entrar en contacto con heces contaminadas por el virus.
• El riesgo de infección puede reducirse con una adecuada higiene.
• Son muy raras las complicaciones.

Fuente: CDC. Centros para el Control y Prevención de Enfermedades

(Visited 55 times, 1 visits today)
0 389

Deja un comentario