logoconsulta

Aftas bucales o “llagas” en niños.
Consejos para aliviar los molestos síntomas y prevenir su aparición

Las aftas bucales o “llagas” son úlceras superficiales de forma redondeada u oval, con bordes rojizos y centro blanquecino. Suelen tener un diámetro aproximado de 3 a 5 mm y se presentan preferentemente en las caras internas de las mejillas y labios, suelo de la boca o bordes de la lengua. Son frecuentes en los niños y producen incómodas molestias, que pueden dificultar la ingesta de alimentos o el habla. Además suelen cursar con dolor.

¿Por qué aparecen las aftas bucales?

Las posibles causas de su aparición, entre otras, son: infecciones virales, bacterias (debido a mala higiene bucal), bajada de defensas, traumatismos (mordeduras o intervención del dentista), falta de vitaminas y minerales (especialmente de hierro y vitaminas del grupo B, fundamentalmente folatos o vitamina B12), o reacciones alérgicas a alimentos.

Lo más indicado es consultar al pediatra para determinar las causas.

Pero sobre todo, se debe acudir en los siguientes casos:
– Las encías del niño se hinchan y adquieren un color rojo o amarillo.
– Las aftas son numerosas (más de 4 o 5).
– El niño tiene más de 38 ºC de fiebre.
– Tiene las encías rojas, blandas e inflamadas.
– No bebe lo suficiente.
– Aparecen aftas en los párpados y en los genitales.
– Las condiciones del niño empeoran.

aftas2

¿Cómo aliviar los síntomas?

El tratamiento de las aftas bucales es sintomático, es decir, va dirigido a reducir los síntomas molestos como dolor e inflamación. Los medicamentos que encontrarás en la farmacia son de dos tipos: anestésicos y antisépticos locales y antiinflamatorios tópicos.

NOTA: Cabe destacar en este sentido el producto Aftamed Gel Junior 15 ml, de Kern Pharma, especialmente indicado para niños, con una composición sin conservantes ni colorantes, con un agradable sabor a fresa y una cánula fina que favorece la aplicación del producto. El ácido hialurónico que contiene el producto aísla las “llagas” de la saliva y de la comida, facilitando su curación. (ver cuadro adjunto con la gama Aftamed completa, de Kern Pharma)

¿Qué alimentos potenciar o evitar cuando el niño tiene llagas?

• Caldos y purés suaves, pero no demasiado calientes, es decir, evitar tanto bebidas como comidas muy calientes.
• Alimentos fríos como gelatina, natillas o flanes pueden aliviar.
• También resultan aconsejables los alimentos semilíquidos, como los batidos de fruta, zumos de verdura.
• Evitar alimentos secos como tostadas, galletas, cortezas de pan…
• No tomar alimentos ácidos como cítricos, yogures ácidos, vinagre, tomates…
• Eliminar la sal ya que aumenta el escozor.

Consejos para prevenir las llagas en nuestros niños

• Ofrecer a nuestros hijos una dieta variada y equilibrada para que no haya carencias en vitaminas fundamentales.
• Mantener una buena hidratación con el fin de preservar el buen estado de las mucosas.
• Estar atentos a la higiene dental de los niños para evitar que se acumule placa bacteriana.
• Controlar que la limpieza bucal no sea demasiado agresiva para no provocar heridas que posteriormente se conviertan en llagas.

Gama Aftamed, de Kern Pharma

Cinco OPCIONES, CON ÁCIDO HIALURÓNICO, para aliviar el dolor y acelerar la curación de aftas y úlceras bucales

¿Y por qué cinco? Porque no todas las aftas son iguales ni todos los pacientes tampoco

El ácido hialurónico actúa como sustancia antiinflamatoria, antiedematosa y cicatrizante. Además, proporciona protección debido a que su matriz esencial aísla las terminaciones nerviosas expuestas a la saliva y a la comida permitiendo su curación.

productos

Aftamed Escudo 10 ml y Aftamed Gel 15 ml están indicados para acelerar la cicatrización de las aftas y úlceras bucales más dolorosas, gracias a su gran capacidad mucoadhesiva que crea una barrera protectora y aísla la lesión de roces, comida y filtraciones de la saliva, proporcionando un alivio inmediato.

(Visited 7.791 times, 3 visits today)
0 8454

Deja un comentario