ideas

“PROPONEMOS ACTITUD POSITIVA, RETOS DIVERTIDOS Y BUENOS PROPÓSITOS”

Después de casi 3 meses disfrutando de las vacaciones, sin responsabilidades, sin normas, sin horarios, con mucho tiempo libre, con mucha diversión y muchos juegos, los más pequeños se enfrentan a la “vuelta al cole”. Según los expertos, un 30% de los niños muestran síntomas de malestar como bajo estado de ánimo, apatía, irritabilidad o somatizaciones como dolor de cabeza, de tripa o vómitos. Se trata de una reacción adaptativa normal, que remite espontáneamente a los pocos días. Si se observa que los síntomas se mantienen en el tiempo, se recomienda consultar con un especialista.

No obstante, los padres pueden ayudar a sus hijos con una actitud positiva y siguiendo una serie de pautas indicadas para motivar a los pequeños en su “vuelta al cole”.

1. Recuperar progresivamente los hábitos y rutinas del día a día. Los ritmos biológicos como la vigilia y el sueño necesitan de un tiempo de adaptación, por eso recomendamos empezar las pautas de rutina al menos una semana antes del inicio de las clases, dejando atrás el horario flexible de los días de vacaciones: acostarse y levantarse antes, recuperar los horarios de comidas y ajustar los tiempos de juego.

2. Reforzar los aspectos positivos de la vuelta al cole y no agobiar a los niños con las obligaciones que conlleva. Recordar las anécdotas divertidas del curso anterior y destacar el reencuentro con los amigos.

3. Proporcionar información previa si es necesario. Cuando el inicio del curso supone más cambios o retos grandes (cambio de ciclo, de colegio, nuevos compañeros…) puede ser normal que estén más nerviosos de lo habitual. En estos casos conviene aportarles toda la información sobre los cambios para prepararles. Como propuesta, se puede practicar con ellos unos días antes alguna técnica de relajación como la respiración abdominal.

4. Primer día de clase. Si es posible, acompañar al niño a clase el primer día, pero no prolongar la despedida: un beso y una sonrisa pero sin dramas. Esto le transmitirá serenidad.

5. Hablar sin agobiar. Los padres deben estar cerca y accesibles para cuando el niño quiera hablar de sus sentimientos y experiencias en relación a la vuelta al cole, pero sin agobiar ni presionar con preguntas.

6. Dar ejemplo. Los mayores también nos adaptamos a la rutina: procurar que no nos vean nerviosos, enfadados o estresados.

7. Planificar el curso escolar, incluyendo retos y nuevos propósitos. Además de asistir a clase y realizar actividades extraescolares de carácter académico, también en época escolar tienen cabida otras actividades de ocio y/o deportivas: manualidades, música, teatro, fútbol, tenis… Es importante que los padres apoyen los nuevos propósitos y muestren su confianza en que alcanzaran los retos marcados.

¡¡¡¡Y LISTOS para afrontar con nuestros hijos el nuevo curso!!!!

(Visited 107 times, 1 visits today)
0 652

Deja un comentario