logoconsulta

LA PRIMERA DENTICIÓN DEL BEBÉ

Los primeros dientes aparecen en el bebé entre los cuatro y los siete meses, aunque esto es muy variable de un niño a otro y no hay que preocuparse si se retrasan. Los dientes brotan a lo largo de varios meses y suelen aparecer en el siguiente orden: primero los dos incisivos inferiores (los dientes situados en el centro), luego los dos superiores del centro y después los que están situados a los lados y hacia atrás. Normalmente el bebé tendrá los ocho incisivos al año. Los caninos y los molares salen más tarde adaptándose a los cambios de alimentación del niño. Los segundos molares, son los últimos en aparecer alrededor de los tres años, completando las veinte piezas de la dentición de leche.

¿Cómo sabemos cuando va a salir un diente?

Los primeros dientes están ya ocultos bajo las encías cuando nace el bebé. Aunque el primer diente puede brotar de un día para otro de forma repentina, lo normal es que, cuando comience el proceso de erupción, se manifiesten algunos síntomas que indican que el diente está a punto de salir. La encía aparece enrojecida e hinchada y presenta una manchita de color blanco, que se nota dura al tacto.

Normalmente el bebé se encuentra irritable e intenta mordisquear todo lo que tiene a su alcance, para tratar de calmar sus molestias, también babea continuamente, rechaza comer y tiene problemas para dormir. A veces incluso aparece febrícula y son frecuentes las heces sueltas y, como consecuencia, irritación de la zona del pañal. Las molestias suelen desaparecen cuando el diente rompe la encía.

¿Cómo aliviar el dolor?

Para aliviar el dolor provocado por la dentición hay algunas recomendaciones:

– Utilizar mordedores de goma dura o de los que se pueden enfriar en el frigorífico que ejercen  efecto calmante sobre la encía inflamada.

– Masajear la encía con un dedo o con un trozo de hielo, envuelto en gasa.

– Si el bebé come alimentos sólidos, darle alimentos fríos, papilla de frutas o yogur.

– Utilizar productos tópicos específicos como Aftamed primeros dientes:

o A base de ácido hialurónico que reduce eficazmente la inflamación y el dolor de la  dentición.

o Sin anestésicos locales, como benzocaína o lidocaína que no se recomienda para bebés.

o A diferencia de otros productos no endurece las encías, así no se dificulta la salida de los  dientes y evita que se produzca más dolor.

o El 85% de los papás valoraron la eficacia de Aftamed Primeros Dientes como  satisfactoria, buena o muy buena, consiguiendo, además, reducir el babeo, los lloros y  mejorar la calidad del sueño del bebé.

bebe

(Visited 411 times, 1 visits today)
0 4094

Deja un comentario